Tipos de Resistencia

tipos de resistencia
Si eres de las personas que piensan que la belleza está en el interior, estás de enhorabuena, ya que con las bicicletas estáticas verás cumplida dicha afirmación. Y no hace falta siquiera un nivel de abstracción propio de la mecánica cuántica, solo piensa que los diferentes tipos de resistencia lo que tratan de emular es la sensación de estar pedaleando con una bici tradicional.

A pesar de que en apariencia el giro de los pedales siempre sea el mismo, internamente se usan diferentes tipos de resistencia para lograr ese efecto de pedaleo en carretera. Desde contacto directo pasando por resistencias magnéticas o incluso de ventilador.

En función del sistema de frenado diferenciamos:

Resistencia por fricción

Este sistema también es conocido como resistencia por zapatas, que no solo se encuentra en las bicis estáticas sino, por ejemplo, en las de montaña.

Cuando las zapatas entran en contacto con la rueda, se produce una fricción que genera una resistencia. Esto tiene como inconveniente el desgaste, por lo que, en función del uso, es probable que cada cierto tiempo tengamos que cambiar las zapatas. Los fabricantes suelen vender sus propios recambios individuales, así que no te preocupes por esto.

Dependiendo de la masa del volante de inercia, podemos encontrar desde mecanismos “simples” donde la presión se ejerce de forma vertical hacia el volante, hasta un frenado de patín, que contendrá al volante de inercia por ambos lados, para masas de más de 15kg generalmente.

Por ejemplo, un frenado de patín estaría indicado para deportistas con un entrenamiento específico, en bicis con volantes de inercia pesados.

Resistencia magnética

Este tipo de resistencia basado en imanes, ha ido reemplazando a los antiguos sistemas de resistencia por contacto directo.

Al no haber fricción, no hay desgaste, por lo que no hay que preocuparse de los reemplazos.

Estos sistemas están basados en la inducción electromagnética y, a su vez, diferenciamos dos tipos:

Freno magnético

Donde dos imanes actúan sobre el volante de inercia para frenarlo. En algunos casos, este sistema está automatizado mediante motor para realizar el proceso de acercamiento/alejamiento de los imanes. Esto permite desarrollar programas de entrenamiento muy específicos, gracias a la precisión y la automatización.

Freno electromagnético

Donde gracias a la corriente que pasa por las bobinas, se genera un campo electromagnético capaz de frenar al volante de inercia en menor o mayor medida con gran precisión.

¿Cuál debería escoger?

A diferencia de las resistencias de fricción, estas son muy silenciosas, lo cual agradecerán tanto familiares como vecinos.

Realmente, parece que todas las ventajas las acaparan las magnéticas. Y así es, pero a costa de un mayor precio.

El problema principal que encuentro con las resistencias de zapatas, es la incapacidad de regular con exactitud el nivel de resistencia deseado. Como se te ocurra cambiar el nivel de intensidad, será muy difícil que vuelvas a ajustarlo en el mismo punto, ya que no hay forma precisa de medir dónde estaba previamente. Esto hace complicado mantener un control de la progresión, entre otras cosas.

Por otra parte, algunas resistencias magnéticas pueden no ser suficientes para usuarios más avanzados. En teoría, se debería poder ajustar un nivel de resistencia tal que nadie pudiese hacer mover la rueda. Pero no siempre es así, e incluso en el máximo nivel de resistencia, algunos modelos son todavía practicables. Para la gran mayoría esto no supondrá un problema, pero quería hacer hincapié en que cada modelo puede comportarse de forma diferente.

El mantenimiento de las resistencias magnéticas es prácticamente nulo, mientras que con las de fricción debemos reemplazar el mecanismo cada 6 ó 12 meses y tener otro tipo de cuidados, como la lubricación, con el riesgo añadido de manchar o dañar suelos delicados.

En resumidas cuentas, si estás empezando y tu presupuesto es más ajustado, posiblemente encuentres mejores características generales al mismo precio en una bicicleta que incorpore resistencia de zapata. Para cualquier otro caso, resistencia magnética sin dudarlo.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies