Tipos de sillín en las bicicletas estáticas

Tipos de AsientoImagina estar leyendo este artículo sentado encima de un sillón de bici convencional. Sería una tortura, ¿verdad? Eso sería lo que pensaron los fabricantes de sillones de las bicicletas estáticas, ya que estos suelen ser más cómodos que los de las bicis convencionales.

Se busca la ergonomía y el confort, ya que la persona pasará largas jornadas sobre ella y su función está destinada a brindar una mayor sensación de suavidad gracias a que la naturaleza del material con el que se fabrican es más blanda que el de las bicis convencionales, para de esta manera evitar usar pantalones con relleno que ayuden a amortiguar los movimientos y el peso.

Sin embargo, no es infrecuente escuchar quejas acerca de lo incómodo de estos sillines. Pero teniendo en cuenta la finalidad con la que se diseñan, que no es otra que la comodidad, es posible que las molestias que algunos usuarios sufren con estos asientos no estén del todo justificadas. Ajustar correctamente el asiento, colocar de forma apropiada los pies en las estriberas, regular el manillar y la postura correcta de la espalda, son fundamentales para realizar el ejercicio de forma correcta y, en consecuencia, cómoda.

Además, en caso de necesitarlo, podemos usar cubresillines para dar ese punto más de confort. Estos cubresillines están generalmente fabricados de gel y licra, y dan la sensación de estar pedaleando entre algodones. Recuerda que el ejercicio debe ser siempre indoloro, y ser realizado de la forma más cómoda posible. Da igual si tienes que usar cremas hidratantes en las zonas de fricción o aplicar vaselina en el sillín, busca siempre la forma de reducir cualquier tipo de dolor o molestia a cero.

Cubresillín

Cubresillín

Diferenciamos los siguientes tipos de sillines dependiendo del tipo de bici estática:

Los asientos de las reclinables

Suelen ser más confortables en cuanto a postura ya que junto al apoyo del espaldar la persona adopta una posición óptima que le proporciona apoyo a las zonas cervical y lumbar, distribuyendo su peso de manera más equitativa y evitando en gran medida el impacto en ellas, obteniendo de esta manera mayor comodidad para el desempeño de la actividad física.

Los de las bicicletas estáticas verticales

Son prácticos en cuanto a la movilidad que ofrece pues le otorgan libertad a la persona para optar por poder levantarse del asiento mientras se pedalea, consiguiendo así una mayor resistencia a la vez que se disminuye el impacto en rodillas. Mientras, ofrecen varios niveles de altura para adaptarse a la longitud de las piernas de la persona.

Los asientos de las de spinning 

Diseñados para ejecutar varios niveles y tipos de ejercicios que simulan actividades de ciclismo, a veces arrastran los problemas de las tradicionales. Por lo general, incluyen regulación de altura e incluso de desplazamiento lateral. En muchos modelos es incluso posible cambiar la silla de forma sencilla, por lo que, si el único problema que tuviésemos fuese el asiento, tendría una fácil solución.

En resumidas cuentas, aunque los materiales, tamaño y tipos de sillines puedan variar, no hay duda que lo más importante reside en el correcto ajuste y adecuada colocación al usar los mismos. De poco sirve una estudiada ergonomía si no aplicamos una correcta postura. Y eso no hay sillín que lo arregle.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies