Bicicletas estáticas – Elige la mejor | Guía de Compra 2017

guia de compra

Una bicicleta estática no es un moderno galán de noche. Ni tampoco en su manillar, la ropa se seca más rápido. No, no fueron concebidas para esto, por más que la gente se empeñe en readaptarlas. Por suerte, tú no eres como ellos.

Déjame explicarlo en solo una palabra: Gymnasticon. En 1796 fue inventada por Francis Lowndes, y es considerada la precursora de las estáticas. Al igual que los modelos actuales, tenía una finalidad terapéutica. Pero imagina cuánto hemos avanzado.

De hecho, hay tal variedad de modelos, marcas y tipos que incluso para el más curtido, llega a ser intimidante.

Con las máquinas de ejercicio hay un componente emocional que se suele pasar por alto: la motivación. No sólo es importante saber qué estás comprando, sino para qué lo estás comprando. Y con ese propósito, te presentamos esta guía.

¿Qué tipo necesitamos?

Seamos completamente sinceros. ¿Cuántas veces no has dicho “yo tolero muy bien el alcohol” y curiosamente, es lo último que recuerdas decir esa noche? El problema es que solemos sobrestimar nuestras capacidades, y lo mismo se aplica a la compra de una máquina de ejercicio como la que nos ocupa.

Es lógico y positivo que tengamos aspiraciones, que siempre queramos mejorar. Pero también hay que ser conscientes que una cosa son las metas, y otra los hechos. En otras palabras, si vas a por el modelo más avanzado —y caro— solo porque CREES que en un futuro podrás aprovechar todo su potencial, en mi humilde opinión, deberías empezar revisando cuáles son tus metas con el ejercicio.

No es lo mismo querer perder unos kilitos, entrenar para un triatlón o rehabilitarse de una lesión. El propósito lo pones tú, no la máquina, por eso la clave reside en saber escoger el aparato que mejor se adapte a nuestras necesidades presentes y futuras. Pero siendo coherentes.

Aprende a diferenciar lo imprescindible de lo necesario: ¿Qué detalles importan?

¿Qué es lo imprescindible en una bicicleta estática?

Aquí no tengo la menor duda, da igual el dinero que estés dispuesto a gastar o el modelo exacto que busques, lo primero y más importante es la comodidad. No solo porque así prevengamos lesiones o posibles interrupciones en nuestra rutina, sino por cómo percibiremos el ejercicio.

estática plegable

Dicho de otra forma, si acabamos asociando rutina con incomodidad o dolor, lo más probable es que nos arrepintamos de la compra. Y nuestras amigas no se pueden camuflar bajo la alfombra tan fácilmente, por lo que tendremos que convivir con el resultado de nuestra decisión por largo tiempo.

Ojo, con esto no quiero decir que el modelo que mejor se adapte a nuestro propósito sea siempre el más cómodo, más bien al revés, una vez que sepamos qué tipo buscamos, ya sean reclinadas o verticales, hacer de la comodidad nuestra prioridad.

VERTICALES

PROS:
  • Son más baratas
  • Mayor portabilidad
  • Ocupan menor volumen

CONTRAS:
  • Mayor riesgo a lesión/dolor
  • No recomendada para dolor de espalda
  • Pueden ser menos cómodas

RECLINADAS

PROS:
  • Recomendadas para problemas de espalda
  • Aptas para personas mayores
  • Máxima comodidad

CONTRAS:
  • Precio más elevado
  • Trabajan menos músculos
  • Pueden resultar más monótonas

Como mencionamos en nuestro artículo sobre tipos de sillín, algunas molestias derivadas del asiento tienen fácil solución, bien por corregir nuestra postura, bien por usar cubresillines de gel, por ejemplo. Dependiendo de tu complexión, el ancho del sillín puede marcar una gran diferencia. Lo mismo pasa con los pedales, se deben ajustar bien a nuestros pies y quedar asegurados, sin resbalones ni desplazamientos.

Algo básico que debemos exigir es la capacidad de ajustar los diferentes niveles de resistencia. Da igual que sean activados de forma manual o automatizada, lo importante es que nos permitan progresar en nuestro plan de ejercicios. De otra forma, sería bastante monótono.

Fricción

El clásico sistema por zapatas, resistencia por contacto

Electromagnética

Los electroimanes se usan para crear frenos sin fricción

Ventilador

Incorporan un ventilador, a mayor velocidad de pedaleo, mayor es la resistencia generada

Resistencia por fricción

PROS:
  • Más económicas
  • Suelen generar más resistencia
  • Nivel de resistencia constante
CONTRAS:
  • Necesitan mantenimiento regular (meses)
  • No hay una referencia de nivel exacta
  • Sin lubricación, son ruidosas

Resistencia electromagnética

PROS:
  • Mantenimiento mínimo (años)
  • Muy silenciosas
  • Sabes el nivel exacto de resistencia
CONTRAS:
  • Precio más elevado
  • A veces, el máximo no es suficiente
  • A mayor velocidad, mayor resistencia

 

La consola debería mostrar al menos los datos más básicos, velocidad, distancia recorrida, tiempo transcurrido o número de calorías gastadas. Como ya mencionamos en este artículo sobre detalles a tener en cuenta, el monitor de pulsaciones, aunque muy recomendable, puede ser adquirido por separado.

Accesorios opcionales

Seamos niños por un rato. Si damos a elegir a un crío entre unos pocos de caramelos y un montón de caramelos, ¿cuál crees que escogerá?

Lo mismo nos pasa aquí. En igualdad de condiciones y dentro del mismo rango de precios, ¿por qué no decidirnos por el modelo que trae simplemente más?

Desde unos altavoces incorporados que nos permitan pedalear al ritmo de nuestra música favorita pasando por ventiladores que nos refresquen durante nuestra práctica.

A veces estos añadidos no tienen una utilidad evidente. Imagina el caso del porta botellas. ¿Para qué querrías uno cuando puedes levantarte al frigorífico a por agua cuando quieras? Precisamente por eso, porque tendrías que parar el ritmo del ejercicio para hacerlo.

Y aplicando ese mismo principio de continuidad, añadidos como los revisteros, ya no parecen tan descabellados. ¿Verdad?

Estabilidad

Aunque los fabricantes siempre manejan un margen de seguridad cuando publican las limitaciones de los modelos, es muy importante que respetemos las indicaciones del peso máximo soportado, ya que solo así alargaremos la vida útil de la bici. Y la de nuestra salud, también.

Una bicicleta estática debe darnos seguridad incluso en los momentos de máxima intensidad del ejercicio. Al menor indicio de tambaleo, mejor parar antes de ponernos en una situación de riesgo.

Como norma general, a mayor peso, mayor estabilidad. Pero no te preocupes, ya que los modelos más pesados suelen incorporar ruedas para ayudar con el transporte.

Sonoridad

Este apartado es completamente subjetivo y va a depender de otros factores, como la ubicación de nuestra bici, si estamos solo nosotros en la habitación, o de lo afinado que tengamos los oídos.

Por ejemplo, salvo las bicis con resistencia de aire que suelen ser más ruidosas, la mayoría de modelos son silenciosos. Pero quizá si escuchas música o ves la televisión mientras te ejercitas, te pueda resultar molesto, a ti o a los que te rodean.

Seguridad

Si tienes niños en casa, este es un aspecto MUY importante. Pero no sólo aplicado a estos modelos, sino a cualquier máquina deportiva.

A nivel de diseño, es casi imposible desarrollar un sistema que sea 100% seguro bajo cualquier circunstancia —por descabellada e improbable que sea— para el usuario. Imagina si esto lo aplicamos a los infantes.

Como recomendaciones generales, nunca dejes que los niños anden cerca de las máquinas cuando haces ejercicio. Mantenlos siempre en el otro extremo de la habitación, con algún juguete o actividad que los tenga entretenidos. Pero siempre a la vista, orienta la bicicleta como sea necesario para tal fin.

Por otra parte, evita colocar cualquier máquina cerca de una ventana, ya que podrías estar facilitando el acceso a la misma. Incluso con la ventana cerrada, si hay cordeles puede suponer un riesgo.

En cualquier caso, hay modelos más seguros que otros, por lo que, si convives con pequeños o lo prevés en un futuro, valora este aspecto.

ejercicio pedalear

Conclusión

Como habrás podido comprobar, no existe un modelo en particular que valga para todo y para todos. Lo sé, después de tantas líneas leídas un “depende” no es revelador.

Lo más importante no radica en el modelo, sino en saber cuáles son tus objetivos, cuánto espacio disponible tienes en casa y si los añadidos entran dentro de nuestro presupuesto.

Y con el punto anterior ya “superado”, cerciórate de que el modelo incluye, como mínimo, las siguientes características:

Imprescindible
  • Comodidad
  • Niveles de resistencia
  • Estabilidad

Espero a estas alturas haber podido resolver más dudas que crear nuevas. En cualquier caso, ahora la decisión es solo tuya: revisa nuestras opiniones y encuentra tu modelo perfecto.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies